50 Aniversario de la Llegada del Hombre a la Luna

 

A LAS 22.56 horas de esta noche, hora de Cabo Cañaveral, una hora más en Uruguay, dos hombres, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, por este orden, pisaban por primera vez la superficie de la Luna hace exactamente 50 años. 
Mito y folclore, cine y poesía, sueño y metáfora, referencia y espejo, todo lo que había sido el satélite natural de la Tierra desde que el Homo Sapiens tuvo conciencia de ser se transformó aquella madrugada de 1969, gracias a la televisión, en una nueva visión de nosotros mismos.

Nos permitió ver como nunca habíamos visto la excepcionalidad y vulnerabilidad de nuestro planeta, y, de paso, la responsabilidad de cuidar la frágil nave en la que navegamos. De aquella visión surge la conciencia ecologista que, 50 años después, por fin, empieza a dominar la agenda de todos los gobiernos.

Además de revolucionar la percepción de nosotros mismos, las seis misiones con éxito a la Luna tuvieron un impacto muy beneficioso en la ciencia, en la tecnología, en la política y en la educación. Sin su legado en el conocimiento de nuevos materiales y de la aerodinámica, la industria aeroespacial jamás habría llegado a ser lo que hoy es. Sin su impulso, ni las telecomunicaciones ni los ordenadores se habrían modernizado a la velocidad que lo han hecho: ¡un teléfono móvil actual tiene más memoria que el ordenador del Apolo 11!

21SUR hoy, se beneficia de esta tecnología al contar entre nuestros servicios con el análisis satelital de grandes extensiones de territorio, lo cual junto con las imágenes captadas por drones y utilizando estas dos tecnologías en conjunto, nos permiten brindar herramientas útiles a nuestros clientes para su toma de decisiones diaria.

Desde nuestra oficina, y mientras realizamos nuestros procesos sobre imágenes satelitales no podíamos menos que recordar este “Pequeño paso para el hombre, pero un gigante salto para la Humanidad”.